Winnipeg

Testimonios; Victor Pey, desde Barcelona a Chile en el barco de la esperanza hasta las letras de El Clarin y la eternidad

Corría el año de 1939 y la derrota de los republicanos españoles frente a las fuerzas militares del dictador general Francisco Franco, no sólo puso fin a la guerra civil sino que también llevó al exilio a una impresionante cantidad de hombres, mujeres y niños, que se vieron obligados a emigrar rumbo a otras tierras en busca de asilo y refugio.

Esta verdadera tragedia humana no dejó indiferente a nuestro país. Muy por el contrario. Fue el propio presidente Pedro Aguirre Cerda, por aquel entonces el líder del Frente Popular, quien comprometió los esfuerzos del Estado para apoyar el traslado a nuestro país de miles de refugiados españoles, reafirmando su solidaridad hacia el pueblo español y el carácter universal de la causa republicana.

Para ello, designó cónsul delegado para la inmigración española en París al poeta Pablo Neruda, a fin de que se hiciera cargo de la organización y ejecución del traslado de miles de españoles prisioneros en los campos de concentración del sur de Francia.

Su tarea pronto dio los frutos esperados y el 4 de agosto de 1939 zarpó desde el puerto francés de Poullac rumbo a Valparaíso, el barco carguero Winnipeg, el navío que trajo a más de 2.200 refugiados que arribaron el 3 de septiembre de ese mismo año.

Entre los que venían del otro lado del mar, estaba representado todo el espectro ideológico y regional español: comunistas, socialistas, anarquistas, nacionalistas y republicanos; catalanes, vascos, andaluces, gallegos, valencianos y madrileños. A todos los unía un fuerte y arraigado compromiso de solidaridad y compañerismo, como también sus profundas convicciones antifascistas, según dan cuenta diversos testimonios y entrevistas de la época.

Aquí en Chile, numerosos intelectuales, políticos y poetas habían manifestado desde mucho antes su adhesión y compromiso con los combatientes de la causa republicana y de aquello dio pronta cuenta la formación del Comité Chileno de Ayuda a los Refugiados Españoles, cuyo objetivo fue otorgarles el mayor apoyo posible a los recién llegados.

Gran parte de los pasajeros del Winnipeg eran obreros especializados, técnicos y profesionales, que realizaron un valioso aporte al desarrollo de la industria y el comercio nacional. Muchos sobresalieron por sus trabajos en la industria editorial, del mueble, de la pesca y conservera; así como en el desarrollo científico y el de la industria gastronómica.

Al mismo tiempo, algunos se convirtieron rápidamente en promisorios artistas e intelectuales que influyeron significativamente en la cultura y el arte nacional. Uno de ellos fue Víctor Pey Casado. El hombre que no sólo abrazó las causas sociales del proletariado iberico, si no que traería consigo las ideas reformadoras que años más tarde, le llevarían a ser amigo y asesor del presidente Salvador Allende y propietario responsable editor del diario de mayor circulación nacional en tiempos de la Unidad Popular, El Clarin.

Los años han pasado inexorablemente y hace pocos días, ya a sus 103 vueltas al sol Víctor Pey partió a la eternidad no sin antes dejarnos sus experiencias de vida y convicciones plasmadas en una entrevista histórica de memoria viva que pasamos a revisar …

 

En vivo
El tiempo
El tiempo en Santiago de Chile
24°
10°
Viernes 27° 
Sábado 30°  14°
Domingo 32°  15°
Lunes 30°  15°
tiempo.com  +info
Anuncios

Ind. Economicos

Jueves 13 de Diciembre de 2018
  • UF: $27.565,79
  • Dólar: $678,77
  • Euro: $771,24
  • IPC: $0,40
  • UTM: $48.353,00
  • IVP: $28.646,20
  • Imacec: $4,20
  • TPM: $2,75
  • Libra de Cobre: $2,80
  • Tasa de desempleo: $7,10