La Serena

Familiares de Ejecutados Políticos por condena a Cheyre: “Es un personaje siniestro”

La presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP), Alicia Lira, calificó al ex comandante en jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre, como un “personaje siniestro”.

El ex militar fue condenado hoy a tres años de libertad vigilada por encubrir 15 crímenes de la Caravana de la Muerte en su paso por La Serena.

“Que este personaje, que es un personaje siniestro, inteligente, que se blanqueó en los gobiernos de la Concertación”, sea condenado, “hoy día queda claro que nunca fue el comandante del ‘nunca más'”, dijo.

Por su parte, Maya Jordán, hermana de Jorge Mario Jordán, uno de los ejecutados en el Regimiento Arica, valoró que “al fin se está haciendo justicia”.Sin embargo, “realmente igual considero que debería haber sido mucho más dura la pena, porque casi se han muerto nuestros padres y muchos familiares sin poder llegar a tener siquiera un poquito de justicia”, consignó radio Cooperativa.

Diputado Comunista Daniel Nuñez: “Cheyre debe dejar de mentir”

Cheyre La Serena 1973

A propósito de las últimos antecedentes que dan cuenta de que el ex comandante en jefe del Ejército, general (r) Juan Emilio Cheyre, participó en 26 Consejos de Guerra, información que fue entregada por el Ejército al juez de La Serena, Vicente Hormazábal, quien indaga presuntas torturas en el Regimiento Arica, el diputado comunista Daniel Núñez sostuvo que el ex uniformado “debe dejar de mentir.

“Con esta información se corrobora que las víctimas tenían razón en cuanto a que Cheyre está vinculado a los casos de Derechos Humanos”.

Según publicó el diario La Tercera, Cheyre, cuando se desempeñaba como teniente en el Regimiento Arica, en la Cuarta Región, participó en 26 de estas instancias, sumandos a otros cinco en los cuales tuvo figuración. En estos procedimientos se realizaban juicios rápidos a opositores que podían terminar incluso con fusilamientos, las que derivaron en 31 dictámenes con su firma. El matutino tuvo acceso a dos de estas resoluciones.

Daniel Núñez señaló que “Cheyre debe reconocer su participación en las violaciones a los Derechos Humanos. Ha mentido mucho, ha dicho que él no tuvo que ver en el caso de las torturas a Nicolás Barrantes. Fue careado incluso.

Antes el Juez Carroza, lo había acusado como presunto cómplice de las 15 personas fusiladas en el paso de la Caravana de la Muerte en La Serena, porque era ayudante del comandante del Regimiento Arica en 1973 y finalmente aparece esto”.

El parlamentario recalcó que “ahora con estos nuevos antecedentes, en que el propio Ejército le entrega la información al Juez Hormazábal, entonces ¿qué más pruebas se necesitan para responsabilizarlo?”.

El diputado puso de relieve que “lentamente se está haciendo justicia y esto no debe quedar impune. Espero que se investigue todo, que la justicia siga con su investigación y Cheyre pague por lo que hizo”.

Comisión de Prisión Política y Tortura

Dieciséis de los condenados en el marco de los Consejos de Guerra en los que participó Cheyre aparecen como víctimas en la Comisión de Prisión Política y Tortura de la cual se emitió el Informe Valech.

Se trata de Benjamín Ángel Castillo, Luciano León Casanova, René Marambio Rojas, José Mena Zamora, Camilo Ardiles Ite, Luis Pizarro Vargas, Elicer Maluenda Maluenda, Luis Santander Larrondo, María Pefaur López, Leonardo Soto Salas, Héctor del Rosario Ogalde, Alejandro Donoso Araya, Luis Araya Maluenda, Ernesto Gálvez Galleguillos, Mario González Varela y Darío Crespo Pinto.

De acuerdo a la publicación de La Tercera, entre las acusaciones que les formuló el tribunal militar, que integraba el ex comandante en jefe del Ejército, figuraban mantener escondido armamento y municiones; “efectuar reuniones clandestinas tendientes a destruir el orden social y oponer resistencia al gobierno constituido”, “y pertenecer a grupos de combates armado en tiempos de paz”, entre otras.

La voz del abogado de Cheyre

El abogado defensor del ex comandante en jefe, Jorge Bofill, señaló que “en Chile hubo cientos de Consejos de Guerra durante la dictadura. Los tribunales los consignan como lícitos y regulados en el Código de Justicia Militar; su legalidad, además, ha sido confirmada recientemente por la propia Corte Suprema”.

En relación a las personas involucradas, el leguleyo comentó que “no nos cabe duda su dolor, así como que fueron sometidos a apremios ilegítimos. Sin embargo, tenemos certeza de que ellos no fueron cometidos por Juan Emilio Cheyre”.

Bofill añadió que “demostraremos en sede judicial que los hechos que le imputan al general son falsos, y que existe una operación sistemática para confundir y desinformar, aportando valor a instancias, documentos, fuera del contexto histórico de horror que vivimos en la dictadura”.

Pescadores artesanales de Caleta San Pedro al rescate de la macha, el marisco estrella de la cocina chilena

machas

Las populares machas chilenas están en peligro. Protagonista de uno de los platos estrella de la cocina local, se decretó la veda sobre este molusco en gran parte del país para frenar la sobreexplotación que amenaza su supervivencia.

En una rústica caleta de pescadores o un distinguido restaurante de Santiago, las machas a la parmesana son uno de los platillos preferidos de los comensales, que se deleitan con las lenguas del molusco sumergidas en queso derretido.

Pero su popularidad es una amenaza para este marisco.

En un intento por detener su sobreexplotación, las autoridades chilenas aplicaron una veda selectiva, poniendo en práctica, además, planes de manejo sustentable en bancos de arena que cobijan al molusco.

Desde agosto y por cinco años, la extracción de machas de las playas de las regiones centrales de Valparaíso, O’Higgins y el Maule debe ser selectiva, permitiéndose sólo en zonas que cumplen planes de manejo y asegurando la recuperación de decenas de bancos arrasados por la extracción masiva.

Más al norte, la caleta de pescadores de San Pedro, ubicada en La Serena, marca el camino a seguir.

“Las machas en Chile son un recurso que está prácticamente agotado a excepción de esta área de manejo, en la cual se han cuidado durante años”, cuenta Franklin Zepeda, presidente de la gremial de pescadores de San Pedro.

Frente a un imponente banco de machas en la bahía de Coquimbo, cobijado por el bravo océano Pacifico, Zepeda explica con orgullo cómo un detallado plan permite que 175 recolectores, incluidas 50 mujeres, lleven a su casa el sustento gracias a la extracción continua del marisco.

Hay una cuota de extracción y cada familia puede sacar sólo lo que está vendido de antemano. Eso ha permitido recuperar el banco, y elevar los precios, transformando a las machas en un plato muy codiciado.

Con una cuota anual de unas 1.000 toneladas, la asociación sigue a rajatabla los consejos de los expertos, devolviendo al mar cualquier ejemplar con un tamaño menor a los seis centímetros.

El esfuerzo es la clave del éxito

Cada día, una decena de mujeres “macheras” se lanzan a la rompiente en busca de su botín. También grupos de hombres se sumergen en el agua y salen con su valiosa cosecha, desafiando viento y mareas.

“Tengo 53 años y desde los diez estoy sacando machas. El empeño que cada persona le ponga hace un buen trabajador”, dice Luis Castillo, a segundos de tirar sobre la arena una red repleta.

La técnica es ancestral y rudimentaria, por eso la clave de un buen machero es la experiencia. También la valentía para enfrentarse, en invierno, a las gélidas aguas del Pacífico.

Anclados a la arena, con un pesado cinturón de plomo, los macheros desafían el oleaje para desenterrar con sus manos las machas que identificaron con sus pies descalzos.

“El extractor de machas tiene que tener buen estado físico para poder soportar el rigor. Se colocan un peso de más de 20 kilos de plomo para poder soportar el oleaje, que no los mueva el mar, significa mucho esfuerzo”, describe Zepeda.

Además del trabajo de recolección, la asociación de pescadores de San Pedro fundó un centro de producción, donde procesan las machas, y una cooperativa que sirve suculentos platos al costado del mar, incluidas las machas a la parmesana.

Un recurso agotable

Las machas viven en la orilla del océano, desde el sur de Perú y hasta la isla grande de Chiloé. Entre 1997 y 1998 sucumbieron al fenómeno de El Niño, que aumenta la temperatura del Pacífico, pero en los años siguientes se recuperaron para abastecer al mercado interno y la exportación.

Para el doctor en Biología de la Universidad Católica del Norte, Jaime Agusto, la extracción no regulada es una amenaza.
“Si tenemos mucha intervención en la costa, probablemente no vamos a perder solamente machas, sino que vamos a perder también otros recursos”, acotó.

El especialista, que participa del plan de manejo de la caleta San Pedro, dice que las vedas son complicadas de implementar, porque el pescador artesanal va a sacar lo que necesita para sobrevivir.

En ese contexto, señala que lo más beneficioso es regular para tener registros de la gente que trabaja siempre en la macha y evitar que, cuando el recurso esté en plena capacidad, beneficie a quienes no son macheros tradicionales.

En vivo
El tiempo
El tiempo en Santiago de Chile
31°
15°
Miércoles 30°  15°
Jueves 30°  13°
Viernes 32°  14°
Sábado 30°  16°
tiempo.com  +info
Anuncios

Ind. Economicos

Miércoles 19 de Diciembre de 2018
  • UF: $27.565,79
  • Dólar: $685,13
  • Euro: $777,58
  • IPC: $0,40
  • UTM: $48.353,00
  • IVP: $28.656,61
  • Imacec: $4,20
  • TPM: $2,75
  • Libra de Cobre: $2,78
  • Tasa de desempleo: $7,10